jueves, 27 de diciembre de 2007

Una artesana , por favor...


Y bien, aquí descansadito, contenta de tener estos días de vacaciones que son un lujo, acabo de bajar a mi perrita y hace un fríiio ( 8 grados ), se está por asomar el sol, parece que va a estar” bueno”, así se dice por estos lados, ya estoy aprendiendo el gallego, jejeje. Es broma, me defiendo. Quería comentarles algo curioso, que me llama la atención y que pasa aquí, en la ciudad donde actualmente vivo. Me extraña mucho el hecho de que cuando voy a comprar el Pan la dependienta que te lo despacha también te lo cobra , quiero decir las mismas manos que tocan el pan te reciben el dinero. No es por protestar pero me parece anti-higiénico, puede que sea una costumbre o tradición, pero de verdad pienso que es mejor que hubiera una caja registradora con su respectiva cajera-o, que manipulara el dinero y no ambas cosas. Además habría otro puesto de trabajo que tanta falta hace, no creen?...bueno, es una idea, que no es mía, ya existe, parece una tontería pero es por el bien de la salud de todos...a propósito, qué rico es el Pan! ummm

5 comentarios:

Tawaki dijo...

Aquí en Madrid te sirven el pan cogiéndolo con una bolsa de plástico, para evitar que se contamine con el dinero.

En cuanto a lo del puesto de trabajo... Sólo veo un problema: ¿Quién lo paga?

Abrazos

Marce dijo...

Si, en Argentina veo qeu lo hacen a veces con las manos y otras con una bolsita. En suecia, no se, porque en general, lo compro en el super. Igual no es muy higienico mezclar la plata con la comida.

Azul... dijo...

En Córdoba pasa como en Madrid, lo cogen con una bolsita, eso sí, ¡cómo extraño el pan venezolanoooo!!!!!

Un besote!

rajo de luz dijo...

Tawaki:
Pues lo de la bolsita es otra buena idea,intentaré comentarlo cuando compre el pan, espero no incordiar, jejeje. Gracias por venir. un abrazo.

Marce: Bienvenida a mi blog, gracias por tu visita y opinión, ya pasé por el tuyo y se ve interesante. Saludos.

Azul:
Coincides con Tawaki, vamos a ver si por aquí se puede proponer esa idea, en cuanto al pan venezolano,también lo recuerdo, habían tantos tipos, hasta el gallego que lo hacían super rico.Mucha variedad, para todos los gustos.
un besote para ti también.

Yo! dijo...

Pues si, aquí como sabes es diferente, hay una cola para el pan, otra para la caja, otra para el juguito, otra para el café jejejeje así somos pero tienes razón en tu punto, trata de conversarlo con el dueño de la panadería, quien sabe y te aplaude la observación. Besitos y suerte!!